Soy la palabra que no espera
el ruido que hace hablar a tu silencio
el nudo de la cinta de tu pelo
la mirada que quiere subir a tu marea

El canto de esperanza en el asfalto
los dedos torpes que sueñan con tu espalda
las amarras de un barco encallado
el asesino sin culpa ni redada

Desde mi ventana

Desde mi ventana

viernes, 3 de abril de 2009

Tan cerca

Te has ido tan cerca que no te pude ver

pasan las horas, ya tengo listo el café

suenan los acordes, una vieja melodía

ronda tu pelo como en aquellos días


Tengo las cartas, las manos marcadas

la luna apagó los atajos, se cansó el reloj

mi cuchillo no se anima y no sé qué redada

maldecir si ya no queda rastro bajo el sol


Marzo se ha ido más seco que lluvioso

perdona si me pongo tan celoso

de la noche y del canto que te duerme

es que a estas horas mis sábanas mueren


Yo intentaré sonreir con menos odio

más a menudo, quizás, y si me pongo caprichoso

de tus besos y tus ojos, ¿qué le voy a hacer?

nunca supe bailar sin chocarme con tus pies

1 comentario:

Ámbar.- dijo...

Me recordas algunas canciones de Ismael. Me gustaron tus escritos, una mezcla justa de crudeza, amor y melancolía.

Me llevo un par de sonrisas.

Saludos,