Soy la palabra que no espera
el ruido que hace hablar a tu silencio
el nudo de la cinta de tu pelo
la mirada que quiere subir a tu marea

El canto de esperanza en el asfalto
los dedos torpes que sueñan con tu espalda
las amarras de un barco encallado
el asesino sin culpa ni redada

Desde mi ventana

Desde mi ventana

jueves, 16 de abril de 2009

Destreza de la esgrima




Allí está. Sentada en la mesa, espontanea, fresca, mirando la tasa de café con leche y espuma en una tarde fresca que promete un otoño apacible. Allí habla, cuenta historias entre risas que se interrumpen con la pitada de un cigarrillo a medio consumir. Sonríe como si lo fueran a prohibir al día siguiente, abre las manos y muestra con esmero las líneas que suponen su camino recorrido, con el orgullo propio de quien transita con convicción, ríe otra vez ante los comentarios que el pronuncia sin escatimar transparencia. Podría no responder nada y en sus gestos podría leer hasta un sordomudo. Sostiene la mirada con firmeza y sinceridad, con unos hermosos ojos llenos, luminosos, transparentes, radiantes aún sin el sol alumbrándolos, como si el cansancio anduviera por una calle paralela a la mirada sin cruzarse ni entrometerse jamás.
Ahora escucha atentamente, porque él está esgrimiendo sus heridas con la confianza de quien entrega el espíritu al curandero. Allí están, una por una con nombre, apellido, fecha y lugar.
Allí están también todos los sueños, los odios, los miedos, los encantos, las debilidades de todos colores, la tristeza de los tiempos, las convicciones que caminan con esqueleto, la mirada perdida, la palabra no dicha al momento justo, la que se fue y la que no se sabe cuándo vuelve. Sigue escuchando y retruca. Su turno. Como si se descalzara, muestra las huellas de cada suela, la tarde se consume como los cigarrillos y el reloj marca la hora de irse.
Se saludan como si se conocieran de toda la vida, con la sonrisa informal en vez de la mano.
Las mismas sonrisas que seguramente seguirán saludándolos.

7 comentarios:

HUMO dijo...

Hay facu, que bello lo has escrito!

sin palabras..me dejaste sin palabras!
y me lo imagino y me imagino también la musa de este relato.
Te felicito!

Un beso grande!

=) HUMO

Marijose dijo...

Me encanta cuando dices:" Sonríe como si lo fueran a prohibir al día siguiente "
y haces que me imagine la ilusión del encuentro, la danza de emociones, con total claridad, es hermoso.
Saludos

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

Pato dijo...

Seguramente esa brisa destemplada de otoño fue, quien invito a ese cafe con leche pecaminoso, excusa perfecta para compartir todas esas sonrisas que llegaron con la calidez de quien tiende una mano, quien logra hacer perder la nocion del tiempo y que le da lugar al protagonismo de lo natural. Y creo que para que una linda charla tenga curso, no solo importa quien y como habla, sino, quien y como escucha.

No se si lo sabras y si lo dije alguna vez, pero escribis de mil maravillas.

Por mas sonrisas, esas que siempre estan por llegar y que por suerte aun no pagan peaje.

un beso grandote!

=)

Marie Augustine. dijo...

Me encanto encontrar tu blgo y leerte. Un estilo bellisimo, te agrego a mi lista de blogs.

unicadebilidad dijo...

Si,yo quiero que leas Rayuela!
A mi me encantaría tenerlo...lo leí hace algunos años de la biblioteca...

Un beso enorme Facu!

Te quiero mucho
=)
RoSaNiTa!*

Sonia dijo...

Precioso el relato.
Me encantó leer una historia de esas que me gustan, simples, sencillas, esas cotidiuanas que vemos desde algún rincón.
No lo vas a creer, acabo de abrir mi blog, se llama cafe blog bueno si sigues mi nombre lo encontraras, buscando imagenes de parejas en un cafe llegue hasta aca, tenia una historia en mente para mi cafe, pensaba usar esta, pero tengo otra en la pc fija.
La verdad fue un placer encontrarte.
Te espero en mi cafe a tomarte algo y opinar, quizas mas adelante se ponga mejor, eso espero, recien comienzo.
Besos con aroma a cafe.