Soy la palabra que no espera
el ruido que hace hablar a tu silencio
el nudo de la cinta de tu pelo
la mirada que quiere subir a tu marea

El canto de esperanza en el asfalto
los dedos torpes que sueñan con tu espalda
las amarras de un barco encallado
el asesino sin culpa ni redada

Desde mi ventana

Desde mi ventana

viernes, 17 de junio de 2011

Da lo mismo




Eramos, al menos yo, una brisa sin sentido

y menos que ahora parecía que iba a llover

No recuerdo más que las escaleras que no puedo bajar,

si no sonríes, ¿a dónde iré a parar?


Creo que hoy llueve más rápido

o por lo menos más triste

¿o seré yo? nunca pude distinguir

los espejos del reloj.


A veces da lo mismo todo

Maldita ciclotimia, maldita timidez

Le tengo más miedo a la quietud que al agua,

hoy no vale ladrar antes que morder.


Dicen que hay siempre cartas que jugar

pero nunca dicen dónde encontrarlas

ni en qué mar se pescan con aquella red

nada más estúpido que chocar contra la pared

4 comentarios:

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

soy beatriz dijo...

Bello poema...subirse a él es como subirse a una montaña rusa, o sea la vida misma.
Las cartas.... ahhh, si... tenés razón, nadie dice donde están. Es que cada uno las guarda en un lugar diferente.

Qué bueno es saberte escribiendo. Un beso grande y hasta muy prontito ja.

Gertrudis dijo...

amigooooooooooo hermoso...

Agustí dijo...

Qué bien me ha ido leer tu poema.Gracias
Saludos.
Agustí

http://walrussinclair.blogspot.com/2011/07/da-lo-mismo.html